México: Grupos extremistas y odio de extrema derecha

Nota del editor: Los informes nacionales de GPAHE describen grupos de extrema derecha y de odio activos (incluidos los partidos políticos que cumplen con nuestros criterios) para resaltar la creciente amenaza global del extremismo de extrema derecha y la naturaleza transnacional de este movimiento. Puede leer más sobre cómo clasificamos a los grupos extremistas de extrema derecha y el propósito de estos informes.

En México, una compleja corriente de fondo de racismo, xenofobia y extremismo de extrema derecha continúa dando forma a la sociedad y la política modernas. Desde las rígidas jerarquías raciales del dominio colonial español hasta la aparición moderna de grupos neonazis y anti LGBTQ+, México tiene una larga historia de activismo de extrema derecha. Este informe es un análisis profundo de este aspecto, a menudo pasado por alto, de la sociedad mexicana, rastreando las raíces históricas de la discriminación desde el sistema de castas de la Nueva España hasta los turbulentos años de revolución y reforma, y hasta nuestros días. Examina cómo, a pesar del progreso en muchas áreas, persisten los prejuicios profundamente arraigados, que se manifiestan en la marginación y la violencia continuas hacia las poblaciones migrantes, indígenas y afro-mexicanas, un aumento en el sentimiento anti LGBTQ+ y el surgimiento de nuevos movimientos de extrema derecha con conexiones internacionales preocupantes, en particular con actores de extrema derecha estadounidenses y europeos. 

La raza y el imperio español

El racismo, o jerarquía racial, estaba profundamente arraigado en el sistema colonial español y, por lo tanto, tiene una profunda historia en México. El Imperio español se basaba en un complejo sistema de castas raciales y sociales, representado en las infames pinturas de Casta, que presentaban más de una docena de combinaciones diferentes de parejas, que iban desde dos españoles hasta varias parejas de raza mixta. 

El sistema español era jerárquico por raza, pero también por lugar de nacimiento, desde españoles de sangre pura en la parte superior, hasta descendientes españoles nacidos en América Latina, hasta varias identidades raciales “mixtas” con ascendencia indígena o negra. La “blancura” como concepto estaba incrustada en el sistema, con los españoles “blancos” de sangre pura en la parte superior. 

El sistema era más flexible que la rígida jerarquía racial de Estados Unidos, donde la regla de “una gota” hacía que una persona con cualquier ascendencia africana fuera legalmente “negra”, y funcionaba más como un sistema de castas que determinaba el estatus social y respaldaba el lugar de una persona en la sociedad. Había cierta flexibilidad en el sistema español, y a los mestizos e incluso afrodescendientes se les permitía a veces solicitar y pagar un “certificado de blancura” (cédulas de gracias al sacar), cambiando básicamente su “raza” por orden real. 

La jerarquía racial y del lugar de nacimiento determinó el empleo y el estatus en el Imperio. En la cima estaban los españoles nativos, que gobernaban la Nueva España. Solo los españoles podían ocupar puestos de alto nivel en el gobierno colonial. El segundo grupo eran criollos, es decir, aquellos con padres españoles, pero nacidos en México. Si bien muchos criollos eran prósperos, tenían poco que decir en el gobierno. El tercer grupo, los mestizos (“mixtos”), eran personas que tenían ascendencia española pero también ascendencia indígena, siendo México el hogar de muchas de las principales poblaciones nativas, incluidos los Aztecas y los Mayas, entre otros. Los mestizos estaban por debajo de los españoles y los criollos, y eran considerados inferiores, aunque más tarde, después de la independencia, serían el núcleo de la “raza” mexicana.  

La siguiente población más marginada en la Nueva España eran los descendientes indígenas de los pueblos precolombinos. Su trabajo era explotado por españoles y criollos y tenían poco poder mientras tenían que pagar impuestos y tributos a la Corona. Se les consideraba básicamente pupilos del Imperio por ley. Además de estas cuatro poblaciones, se importó a algunos africanos como esclavos y se les consideraba en la parte inferior de la jerarquía racial.

Independencia y levantamientos indígenas

Los españoles explotaron la Nueva España en beneficio de su Imperio, y México fue uno de sus premios más ricos, proporcionando la mitad de los impuestos del Imperio. Esta explotación, para simplificar injustamente una historia compleja y rica, llevó a lo largo de los siglos a las poblaciones locales a rechazar el Imperio y luchar por la independencia, lo que se logró en 1821 cuando se expulsó a España. 

La historia mexicana en el siglo XIX es extremadamente complicada, pero en 1821 se abolieron las distinciones raciales legales relacionadas con el control de las instituciones de gobierno, aunque el poder permaneció en manos de las élites “blancas” y el sistema de castas continuó funcionando aunque no sancionado por la ley. El siglo XIX vio una considerable inestabilidad política, con un emperador, una república, una guerra con los Estados Unidos que llevó a la pérdida de Texas, una invasión francesa y la imposición de un emperador francés durante un tiempo, y luego el surgimiento de una dictadura disfrazada de “república” en 1876.

El período posterior a la independencia estuvo marcado por la violencia racial entre la oligarquía gobernante y los pueblos indígenas. Lo más notable fue la Guerra de Castas, que se extendió durante gran parte de mediados y finales del siglo XIX. Mayas y mestizos se rebelaron contra la población blanca y mestiza de Yucatán, enfurecidos y frustrados por su explotación en el sistema de haciendas. 

El primer ataque en el levantamiento maya tuvo lugar en enero de 1847 en Valladolid, y las medidas del gobierno para sofocarlo fueron devastadoras para la región. Para 1850, las cifras del censo indicaban que la población de Yucatán se había reducido a la mitad; casi 250.000 personas murieron o huyeron de la región. En 1849, el gobierno vendió cautivos mayas como esclavos a Cuba, una práctica que continuó hasta 1861. 

Mientras tanto, los mayas insurgentes desarrollaron fortalezas en la parte oriental de la provincia. En 1850, el culto a la “Cruz Parlante”, una cruz que “hablaba” a través de un intérprete, proporcionó una motivación espiritual para continuar la lucha en los alrededores de Quintana Roo. La Guerra de Castas no se declaró oficialmente terminada hasta 1901, aunque la región donde se encuentra Quintana Roo se mantuvo resistente a la intervención del gobierno mexicano durante las décadas siguientes. La devoción a “Cruz Parlante” continúa hasta el día de hoy.

El Porfiriato

De 1876 a 1910, el país estuvo dominado por el hombre fuerte Porfirio Díaz, quien gobernó en colaboración con la oligarquía y en alianza con los gobiernos británico y estadounidense a quienes se les permitió explotar los considerables recursos naturales de México. Si bien bajo el poder de Díaz la economía creció, se mantuvo en dicha posición de poder mediante la manipulación de las elecciones, la censura de la prensa y la eliminación de los rivales. El país fue militarizado y el bandolerismo reprimido por una fuerza policial controlada por Díaz. El Porfiriato a menudo se caracterizaba por tener dos lemas, “orden y progreso” y “pan o palo”. El crecimiento económico se basó en los pueblos indígenas y otros grupos marginados que fueron explotados en gran parte por ricos propietarios de haciendas, que eran “blancos”, ricos y, a menudo, extranjeros. 

Durante el Porfiriato, el conflicto con los pueblos indígenas continuó. Particularmente violenta fue la relación con los indios Yaquis, que vivían en Sonora, en el noroeste de México, y que durante décadas se habían rebelado contra los gobiernos español y mexicano. El 18 de enero de 1900, el ejército mexicano luchó contra el líder yaquis Tetabiate y sus guerreros en el área de Mazocoba de Sonora, un conflicto que llegó a ser conocido como la Masacre de Mazocoba. Hubo cientos de bajas en ambos lados, pero los yaquis perdieron alrededor de 400 hombres, mujeres y niños y otros 1000 más o menos fueron capturados. Varios yaquis se suicidaron en lugar de rendirse. 

Después de la masacre, Díaz siguió su política de “exterminio y deportación” contra los yaquis. Durante mucho tiempo se había discutido sobre el traslado de los yaquis del norte de México y en 1902, junto con otros pueblos indígenas, fueron trasladados por la fuerza a plantaciones en Yucatán y Oaxaca. Muchos murieron en cautiverio, ya sea por suicidio o por las horribles condiciones. Entre 1902 y 1908, fueron deportados unos 15.000 yaquis, de un total de 30.000. The American Magazine publicó una serie, “México Bárbaro”, que expuso la esclavitud humana que se practicaba durante los últimos años del gobierno de Díaz en lugares como Yucatán y Oaxaca.

La revolución mexicana

La constante explotación de los pueblos indígenas, la incautación de sus tierras y el largo reinado dictatorial de Díaz llevaron al estallido de la Revolución Mexicana de 1910, que duró más de una década y fue básicamente una guerra civil prolongada. El período anterior al establecimiento de una nueva constitución en 1917 estuvo marcado por múltiples rebeliones y levantamientos. Los más famosos fueron los dirigidos por Emiliano Zapata para mejorar la suerte de los campesinos mexicanos y pedir una reforma agraria. 

El gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, salió victorioso de este período de levantamientos, batallas entre fuerzas contrarrevolucionarias y revolucionarias, e incluso entre fuerzas revolucionarias. Carranza finalmente consolidó el poder y una nueva constitución se promulgó en 1917. Fue en verdad revolucionario dado el pasado de México. La nueva constitución estableció el sufragio universal masculino, promovió el laicismo, los derechos de los trabajadores, el nacionalismo económico y la reforma agraria, y mejoró el poder del gobierno federal. La constitución era fuertemente nacionalista en términos económicos, dando al gobierno el poder de expropiar la propiedad extranjera de los recursos y la tierra. Carranza sirvió como presidente hasta 1920, cuando fue asesinado, y la inestabilidad sobre el gobierno de los generales revolucionarios continuó durante décadas, incluso cuando el poder estatal se volvió más centralizado. 

Esta era en la historia de México también vio las sangrientas batallas de la Guerra Cristera (1926-1929). También conocido como La Cristiada, este capítulo menos conocido de la historia mexicana enfrentó al gobierno secular contra los rebeldes católicos que luchaban por defender sus libertades religiosas.

La Constitución de 1917 impuso limitaciones estrictas al poder de la Iglesia Católica. En 1926, el presidente Plutarco Elías Calles promulgó leyes para hacer cumplir estas disposiciones constitucionales, prohibiendo las ceremonias religiosas públicas, cerrando monasterios y conventos y limitando el número de sacerdotes en el país.

Estas acciones provocaron indignación entre los católicos devotos, que las vieron como un ataque a su fe. Las protestas pacíficas pronto dieron paso a la rebelión armada, con el grito de batalla “¡Viva Cristo Rey!” (“¡Que Viva Cristo Rey!”) reuniendo a los fieles. Los rebeldes, conocidos como cristeros, estaban formados principalmente por campesinos rurales y católicos urbanos de clase media liderados por figuras carismáticas como Enrique Gorostieta, un exgeneral federal.

El conflicto se intensificó con rapidez, lo que envolvió gran parte del centro y oeste de México. Se cometieron atrocidades en ambos lados, y las fuerzas gubernamentales ejecutaron a sacerdotes y rebeldes en represalia contra los maestros y otros partidarios del gobierno. La brutalidad de la guerra conmocionó a la nación, con un estimado de 90.000 personas muertas. En 1929, se llegó a un acuerdo que permitió a la Iglesia recuperar algunos de sus derechos manteniendo la separación de iglesia y estado.

No fue hasta que Lázaro Cárdenas del Río llegó al poder en 1934 que los frutos de la revolución comenzaron a madurar. Expandió enormemente la reforma agraria, expropió las fincas comerciales, nacionalizó los ferrocarriles y la industria petrolera, llegó a un acuerdo con la Iglesia Católica sobre su papel en la sociedad y sofocó las rebeliones restantes. 

Cárdenas fundó un nuevo partido político que creó una representación sectorial de trabajadores industriales, campesinos, oficinistas urbanos y el ejército, y finalmente se convirtió en el Partido Revolucionario Institucional (con el irónico nombre de Partido Revolucionario Institucional), que reclamaría la presidencia durante décadas hasta que perdió una elección presidencial en 2000. También diseñó la sucesión de un candidato elegido a dedo y luego, a diferencia de muchos de sus predecesores, en 1940 cedió pacíficamente el cargo a su sucesor, el general Manuel Ávila Camacho. La expropiación y reasignación de tierras y recursos por parte de la administración de Cárdenas creó una clase de ricos descontentos, y las medidas que redujeron el poder de la Iglesia Católica enfurecieron a muchos. Estas fuerzas formarían la base de los movimientos de extrema derecha en México en los próximos años.

Xenofobia mexicana

Incluso con estos grandes cambios en el gobierno y la sociedad mexicana, una cosa se mantuvo igual durante mucho tiempo: la xenofobia extrema hacia los inmigrantes. Desde finales del siglo XIX, y continuando hasta bien entrado el siglo XX, tanto antes como después de la revolución de 1910 y la consiguiente guerra civil, México aprobó una legislación xenófoba destinada a mantener alejadas a muchas poblaciones inmigrantes. Después del trato brutal a los indígenas durante el Porfiriato, surgió un nuevo nacionalismo basado en la composición étnica mayoritaria, la raza mestiza, que se celebró como la definición de ser mexicano por la Revolución. 

Fundamentalmente, esta nueva generación de mestizos fue un proyecto anticolonial para crear unidad nacional, y excluyó a los inmigrantes. Hubo muchos ataques racistas contra inmigrantes chinos durante el Porfiriato, siendo el más notable la masacre de 1911 de más de 300 individuos chinos en Torreón. Se inspeccionaron los barcos antes de salir de China para evitar que se enviaran las “heces de la humanidad”. Hasta el día de hoy, los asiáticos en México reciben burlas y se los estereotipa con regularidad; asimismo, durante la pandemia de Covid-19 hubo un aumento en el abuso racial y los crímenes de odio contra los asiáticos en México.

A principios de la década de 1920, el racismo en México y los sentimientos xenófobos se intensificaron, y se crearon organizaciones como el Comité Pro-Raza y la Liga Nacionalista Antichina y Antijudía en respuesta al aumento de la inmigración. Se implementaron medidas para preservar la composición étnica de México mediante la reducción de los nuevos entrantes, a pesar de que el número era bastante pequeño en comparación con las poblaciones inmigrantes que ingresaban a otros países latinoamericanos en ese momento. 

Los inmigrantes eran vistos como “fundamentalmente diferentes” al pueblo mexicano. Las clases trabajadoras y medias mexicanas, influenciadas por el nacionalismo mexicano, llegaron a ver a los asiáticos, predominantemente chinos y judíos en menor medida, como una amenaza económica y estallaron protestas y boicots contra las empresas chinas. Los sindicatos mexicanos, ahora órganos oficiales reconocidos por el estado, presionaron al gobierno para restringir la inmigración china y judía a México. El gobierno, tanto estatal como federal, promulgó y aplicó leyes discriminatorias dirigidas a las personas de ascendencia china. 

Había un gran número de inmigrantes europeos en América Latina en el momento de la Primera Guerra Mundial, pero la mayoría de los europeos no vinieron a México, sino que en general optaron por Argentina o Brasil. Aquellos que migraron a México, junto con los chinos, fueron tratados mucho más cruelmente que en otras partes de América Latina, y fueron considerados infecciosos, degenerados y venenosos para la raza mestiza y, por lo tanto, para la nación. 

En 1924, se restringió explícitamente la inmigración de afroamericanos y afrocubanos, y en 1927, los europeos del este, los turcos y los habitantes del Medio Oriente también se consideraron “indeseables”. En la década de 1930, se implementaron prohibiciones a las “razas indeseables” como las personas “negras, amarillas, malasias e hindúes”, así como contra judíos y gitanos. Durante la década de 1930, los judíos fueron objeto del mismo tipo de persecución. En mayo de 1931, unos 250 comerciantes judíos fueron expulsados del mercado de La Lagunilla en la Ciudad de México. Durante la Segunda Guerra Mundial, al igual que Estados Unidos, los residentes japoneses fueron puestos bajo vigilancia, se restringió su movimiento y algunos fueron expulsados. 

Movimientos fascistas

México, como muchos otros países latinoamericanos, tenía un partido fascista. Establecido en Xalapa, Veracruz, un mes después de la Marcha sobre Roma de octubre de 1922 que llevó al poder a Benito Mussolini y al Partido Fascista Italiano. El Partido Fascista Mexicano estuvo activo en la década de 1920, aunque nunca alcanzó el tamaño de partidos similares en Brasil y Argentina, ni duró mucho. El partido se formó en gran medida en oposición a los efectos de la Revolución Mexicana por aquellos que se oponían a lo que consideraban las políticas socialistas, anticatólicas y de reforma agraria de la Revolución, y que veían al fascismo como una alternativa. 

La base de partidarios del partido era en gran parte conservadora, católica y antirrevolucionaria. La membresía en el partido alcanzó un máximo de aproximadamente 400 en 1923. El partido publicó, “Principios Fundamentales del Fascismo Nacional Mexicano”, en abril de 1923, en donde se defendían los objetivos y principios del partido. Manuel Calero fue el candidato presidencial del partido en las elecciones generales mexicanas de 1924. Sin embargo, los miembros del partido optaron en general por respaldar a la Liga Política Nacional y rápidamente se volvió inactiva y se disolvió. En 1923, el embajador italiano se burló del esfuerzo, calificándolo de “mala imitación” del movimiento de Mussolini.

Pero ese no fue el final del fascismo y los movimientos de extrema derecha en México. Las fuerzas de extrema derecha que se oponen a la Revolución y especialmente a sus reformas agrarias y la secularización serían un problema en los próximos años. Fundada en la Ciudad de México en 1933, la Acción Revolucionaria Mexicanista (ARM), más conocida como las Camisas Doradas, era una organización paramilitar fascista, antisemita, anticomunista y ultranacionalista. 

Aunque brutalmente antisemita y xenófoba, la organización declaró que su lucha “no era una ofensiva contra los extranjeros, sino más bien una defensa de los intereses nacionales”. ARM recibió apoyo financiero del Partido Nazi, el Partido Fascista Italiano y de los industriales mexicanos. Las Camisas Doradas también recibieron protección política del expresidente Plutarco Elías Calles (en el cargo de 1924 a 1928), quien se opuso vehementemente al gobierno de Cárdenas. La organización a menudo se involucró de manera violenta con movimientos laborales asociados con el Partido Comunista Mexicano y con trabajadores en huelga.

Nicolás Rodríguez Carrasco, general de brigada de Pancho Villa durante la Revolución Mexicana, lideró ARM durante su período más activo. Muchos miembros fundadores habían sido veteranos de la Revolución, y su nombre provenía de Villa refiriéndose a sus soldados de élite como “los dorados”. Operando bajo el lema de “México para los mexicanos”, la organización pidió la expulsión de judíos y chinos, así como de aquellos que tenían puntos de vista políticos antifascistas, apoyaban a los sindicatos o eran comunistas o socialistas. Querían que sus negocios fueran expropiados y entregados a los “mexicanos”. Rodríguez afirmó que los análisis de sangre realizados por etnógrafos mostraron que los mexicanos y los nórdicos eran del mismo linaje racial. El grupo fue muy activo en la represión sindical, con las Camisas Doradas instigando violentos enfrentamientos con los trabajadores en huelga.

Las tensiones entre Calles y Cárdenas llevaron a este último a suprimir las Camisas Doradas, dado que el grupo seguía creciendo. En 1934, la organización tenía más de 20 filiales en todo el país. En 1935, ARM tenía aproximadamente 4000 miembros. El 20 de noviembre de 1935, un violento enfrentamiento entre comunistas y camisas doradas en el Zócalo de la Ciudad de México resultó en tres muertes y más de 40 heridos, incluido Rodríguez, quien fue apuñalado dos veces en el abdomen y quedó gravemente herido. 

El senado federal buscó prohibir la organización un día después de los disturbios. Pero la disolución no llegó y en febrero de 1936, el grupo participó en mítines anticomunistas en Monterrey y Puebla (ya habían estado involucrados en un incidente en el que Camisas Doradas allanaron negocios judíos, destruyéndolos y atacando a sus dueños). La manifestación de Monterrey la grabó el director de cine fascista y partidario de las Camisas Doradas, Gustavo Sáenz de Sicilia. Miembros de ARM se enfrentaron a tiros con la policía, lo que dejó un saldo de 10 miembros muertos. Tras este incidente, Cárdenas ordenó la disolución del grupo. En agosto de 1936, Rodríguez fue arrestado por promover “conflictos inter-laborales” y expulsado del país. 

Rodríguez se mudó a Laredo, Texas, y continuó liderando el grupo, estableciendo un cuartel general de ARM en Mission, Texas. Se acercó a los ricos petroleros de Texas cuyos activos en México se vieron afectados de forma negativa por los sindicatos y la política gubernamental, recibiendo fondos de estadounidenses ricos mientras publicaba diatribas contra el gobierno mexicano, los judíos, los comunistas y Cárdenas en The McAllen Monitor. 

En 1937, Rodríguez también se reunió con Henry Allen, una figura prominente en la Legión de Plata antisemita, una organización fascista inspirada en Hitler. Allen ofreció protección a Rodríguez y ambos recibieron fondos directamente del Partido Nazi. En marzo de 1937, Rodríguez recibía entre dos y tres mil dólares mensuales de ciudadanos estadounidenses y mexicanos por ARM. 

El exilio de Rodríguez no marcó el final del grupo. Desde al menos 1935, habían estado planeando el derrocamiento del gobierno mexicano. Ese año, Carlos Walterio Steinman, un ex coronel del Ejército mexicano residente en Nueva York, le dijo a Rodríguez que había recaudado unos cuatro millones de dólares para un “cambio de gobierno”. Las Camisas Doradas también recibieron fondos para comprar armas del ex gobernador de San Luis Potosí, Saturnino Cedillo, un amigo muy cercano de Rodríguez. Cedillo, que en 1937 tenía estrechos vínculos con los nazis, tenía importantes quejas políticas y personales contra Cárdenas. El gobierno mexicano había recibido varios informes sobre el complot y la compra de armas. 

El 13 de noviembre de 1938 se lanzó la parcela en Tamaulipas. Las tropas ya se habían sido enviado a petición del gobernador de ese estado, Marte R. Gómez. Tras la frustrada rebelión, las finanzas de Rodríguez se agotaron y perdió el apoyo de las Camisas Doradas. Permaneció exiliado en Texas mientras continuaba publicando artículos para The McAllen Monitor hasta su muerte en 1940. Curiosamente, este período de la historia, de 1939 a 1942, vio una afluencia de españoles, bien recibida por Cárdenas, que apoyó la lucha por una república en ese país. Después de la derrota de la república en la guerra civil española que llevó al dictador Francisco Franco al poder en 1939, unos 20.000 refugiados españoles emigraron a México y desempeñaron un papel importante en el desarrollo de las ciencias, las artes y las humanidades en el país, y tuvieron un gran impacto en la elevación del estatus de las universidades mexicanas, en particular la Universidad Nacional Autónoma de México en la Ciudad de México.

Resurgimiento de las Camisas Doradas

La toma de posesión de Manuel Ávila Camacho como presidente de México en 1940 puso fin a la prohibición de ARMAS, pero para entonces el grupo se había dividido en dos facciones, una en Ciudad de México y otra en Chihuahua. La facción Chihuahua de Joaquín Rodríguez Carrasco mantuvo los objetivos originales de la organización y los miembros más radicales y militantes. La facción de Aniceto López Salazar en la Ciudad de México se movió en una dirección antifascista, lo que minimizó la xenofobia y el antisemitismo, sin dejar de oponerse al comunismo y al trabajo sindicalizado. La facción de la Ciudad de México fue mucho más receptiva con el gobierno, ya que López Salazar desautorizó en público las acciones violentas pasadas del grupo y se reunió rutinariamente con funcionarios del gobierno para discutir el papel de los paramilitares en “mantener los intereses nacionales”.

El 1 de mayo de 1952, Día Internacional de los Trabajadores, las Camisas Doradas atacaron a contingentes del Partido Comunista y del Partido Campesino de los Trabajadores frente al Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. Dos miembros de la Juventud Comunista murieron, pero el movimiento siguió creciendo. En la década de 1960, la membresía llegó a 500.000 en México y los Estados Unidos. Un número significativo de adherentes pertenecían a las fuerzas armadas o policiales mexicanas. En los años siguientes, el gobierno mexicano contrató con regularidad al grupo paramilitar para combatir a las facciones armadas de izquierda. En la década de 1970, cuando las donaciones se agotaron, el grupo desapareció. 

Movimientos teocráticos

México también tuvo otros movimientos fascistas que comenzaron en la década de 1930 y duraron décadas. Uno de ellos fue el sinarquismo, de la palabra española sin, “sin”, y anarquía, “anarquía”. Esta corriente ideológica fue impulsada por la Unión Nacional Sinarquista (UNS), un partido político fundado en 1937 en Guanajuato. Políticas no opuestas establecidas después de la Revolución, en particular aquellas que reinaron en el papel de la Iglesia Católica en la sociedad. 

El UNS se estableció por instigación de un profesor alemán de idiomas en Guanajuato, Hellmuth Oskar Schleiter, quien fue miembro del Partido Nazi y agente de inteligencia alemán durante la Primera Guerra Mundial. UNS se opuso al comunismo, al liberalismo y a los Estados Unidos, y apoyó a Hitler, Mussolini y al dictador español Francisco Franco. La UNS pidió un retorno a lo que consideraba “tradiciones mexicanas”, es decir, el catolicismo romano, la herencia española y un orden social cristiano centrado en la familia y la comunidad local. El movimiento criticaba cualquier cosa que se considerara contaminada por el comunismo. 

En 1941, el sinarquismo reclamó un millón de seguidores, y en 1943 cuatro partidarios recorrieron los Estados Unidos, lo que provocó críticas en los periódicos estadounidenses de que el “fascismo al estilo mexicano” se estaba extendiendo con la ayuda de algunos estadounidenses. Durante la Segunda Guerra Mundial, tanto el gobierno mexicano como el estadounidense estaban preocupados de que los sinarquistas se involucraran en el espionaje y otras actividades de la Quinta Columna, incluido el sabotaje.

Las luchas internas de poder finalmente obstaculizaron el movimiento y en 1952 el Partido Acción Nacional (PAN), un partido procatólico a la derecha del partido gobernante PRI, reclutó sinarquistas en sus filas. Fue una buena opción porque, cuando se estableció en 1939, el PAN tenía claras simpatías fascistas . Uno de sus fundadores, Aquiles Elorduy, publicó la revista pro-nazi y antisemita La Reacción, que incluía entre sus partidarios a fundadores como Manuel Gómez Morín, Gustavo Molina Font, Manuel Herrera y Lasso y Pedro Zuloaga. Una vez que el Eje comenzó a tambalearse en la Segunda Guerra Mundial, el partido se alejó del fascismo y en años posteriores intentó escribir este aspecto de su historia. En las décadas de 1950 y 1960, los activistas políticos sinarquistas restantes continuaron presionando por la restauración de los antiguos poderes de la Iglesia, pero con poco efecto. 

Mientras tanto, surgieron otros movimientos religiosos de extrema derecha. El Yunque surgió en la década de 1950 y sigue activo hoy en día. El objetivo original de la sociedad secreta era instalar un régimen teocrático mexicano preparando a los partidarios y luego infiltrándose en los partidos políticos y las organizaciones cívicas, específicamente el entonces hegemónico PRI. Los miembros tenían prohibido hablar de El Yunque en público y, según El País, se juraban lealtad mutua en rituales extravagantes, que implicaban autoflagelación. 

Usaron nombres falsos, mientras que los más fanáticos se convirtieron en “monjes guerreros de combate”, que se enfrentaron en las calles con masones y miembros del Opus Dei. Se infiltraron en organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos, atacando a aquellos que se consideraban “enemigos”, incluidos socialistas, activistas pro-elección y miembros de la comunidad LGBTQ+. En la década de 1970, El Yunque puso su mirada en PAN. Cuando Vicente Fox ganó la presidencia en 2000 con el boleto del PAN, los partidarios de El Yunque inundaron el gobierno federal. Algunos, como el secretario de Interior, Carlos Abascal, llegaron a ocupar cargos en el gabinete. 

Mientras Fox estaba en el cargo, El Yunque creó cuatro organizaciones. Provida, que recibió dinero de la administración Fox y cuyo líder terminó en prisión por malversación, y la Coordinadora Ciudadana de APN y el Movimiento Testimonio y Esperanza, que ya no existen. Solo una, Acción Juvenil, permanece activa. Su influencia continuó durante la posterior administración de Felipe Calderón. 

Esta actividad se mantiene, pero ahora está anclada en el movimiento global anti LGBTQ+. En agosto de 2021, una investigación basada en documentos publicados en Wikileaks reveló que, a través de una serie de organizaciones españolas aliadas anti LGBTQ+, en específico Hazte Oír y CitizenGO, El Yunque penetró en sociedades y gobiernos en unas 50 naciones. Y estas organizaciones españolas, donde el movimiento ahora está arraigado, están profundamente conectadas con organizaciones anti LGBTQ+ en los Estados Unidos, incluida la Organización Internacional para la Familia, que patrocina el Congreso Mundial de las Familias. Según los informes, México sigue siendo uno de los principales centros de operaciones y recaudación de fondos de la red.

Racismo mexicano actual

La larga historia de racismo y xenofobia en México sigue afectando al país hoy en día. En general, las personas negras e indígenas tienen menos recursos económicos y educación y predominan en las clases agrícola y trabajadora, mientras que los mexicanos de piel más clara continúan conformando la élite económica y gobernante.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), “el color de la piel sigue siendo un factor en la estratificación social… con un color de piel más claro, [existen] más oportunidades de tener trabajos mejor pagados y mejores puestos gerenciales”. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) informó que el 71 por ciento de los indígenas viven en la pobreza. La encuesta nacional de discriminación realizada por el INEGI en 2017 encontró que tres de cada 10 encuestados creían que la población indígena del país sufre de pobreza debido a su cultura. 

La mayoría de las personas que se identifican como afro-mexicanas son marginadas y pobres. En 2019, por primera vez, los afro-mexicanos fueron reconocidos legalmente como una categoría racial e incluidos en el censo de 2020. Según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), los indígenas, la comunidad LGBTQ+, los migrantes y la gente de raza negra son los grupos más discriminados en México. En 2003, el gobierno estableció un Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación a fin de abordar estos problemas.

El sentimiento antiinmigrante permanece, pero últimamente se dirige a los migrantes centroamericanos. En 2017, se realizó una marcha para protestar contra las políticas del gobierno entrante del presidente Andrés Manuel López Obrador. Las fotos de personas con pancartas que decían: “No más inmigrantes indeseables” circularon en línea. También existen partidos políticos y ONG en México que utilizan consignas y discursos racistas y antiinmigrantes contra los migrantes. Las expresiones xenófobas más extremas fueron realizadas por el Movimiento Nacionalista Mexicano, un grupo que vinculaba a los inmigrantes con la violenta pandilla criminal salvadoreña, Mara Salvatrucha, también conocida como MS-13. 

Crímenes de odio

Esta discriminación se tradujo en violencia. En 2019, al menos 117 personas LGBTQ+ fueron asesinadas, un número que ha ido en aumento. Las personas transgénero en particular han estado en el blanco de los ataques. De 2017 a 2023, el grupo de derechos humanos Letra S documentó al menos 513 asesinatos selectivos de personas LGBTQ+ en México, incluidos notables activistas transgénero. 

Este aumento de la violencia puede ser una reacción similar a lo que sucedió en otras áreas del mundo cuando se producen mejoras en los derechos LGBTQ+, ya que muchos estados permitieron el matrimonio entre personas del mismo sexo en los años previos a su legalización federal en 2022. También está la crisis de los “feminicidios”, en referencia a los asesinatos de mujeres por motivos de género, que han estado presentes en todo México. Solo en la ciudad de Tijuana, hubo 44 asesinatos de este tipo en 2022. El Estado de México tuvo 89 asesinatos de este tipo en 2023, Nuevo León tuvo 73 en 2023 y la Ciudad de México tuvo 55 ese año. En todo México, los números son miles, y como muchos delitos en el país, a menudo no se denuncian ni investigan. 

Los crímenes de odio son solo un aspecto de la violencia que afecta a México hoy en día. La violencia de los cárteles es un problema grave y creciente, que provoca numerosas muertes y desapariciones cada año. Miles de personas continúan desapareciendo y en 2023, por sexto año consecutivo, México registró oficialmente más de 30.000 asesinatos, lo que marcó el período más violento de la historia reciente del país. Según Human Rights Watch, en septiembre de 2023 había más de 105.000 personas consideradas oficialmente desaparecidas. La mayoría desapareció después de 2006. En abril de 2023, el Comité de las Naciones Unidas contra la Desaparición Forzada presentó un informe sobre su visita a México. El comité criticó a los funcionarios mexicanos por su “actitud pasiva” hacia las desapariciones y expresó su preocupación por la “impunidad casi total” de estos crímenes. 

México también es uno de los países más mortíferos del mundo para periodistas y defensores de los derechos humanos. Durante la campaña electoral de 2024, docenas de candidatos fueron asesinados en la violencia de los cárteles. Los miembros del cártel, que están particularmente involucrados en el control de los organismos políticos locales y las fuerzas policiales, llenaron los eventos electorales con disparos. Y luego está la violencia sancionada por el estado. Desde 2007, los sucesivos gobiernos han desplegado a los militares a nivel nacional para combatir el crimen organizado, usurpando las responsabilidades tradicionales de aplicación de la ley. Soldados, policías y fiscales han cometido violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos, como torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, con una impunidad casi total. Entre 2007 y 2022, el ejército mató a 5335 civiles, según datos del gobierno.

Crece el activismo de extrema derecha

La actual presidenta electa, Claudia Sheinbaum Pardo, es la primera mujer presidenta mexicana y la primera persona judía en ocupar ese cargo. Fue elegida para las elecciones de 2024 por el saliente Andrés Manuel López Obrador, elegido de manera aplastante en 2018, después de haber perdido por poco una candidatura a la presidencia en las elecciones de 2006, que se vieron empañadas por irregularidades, y haber sido también candidata presidencial en 2012. 

Conocido de forma coloquial como AMLO, el gobierno de López Obrador, fiel a sus credenciales izquierdistas, en general amplió los derechos de los grupos marginados, particularmente las mujeres y la comunidad LGBTQ+. El matrimonio entre personas del mismo sexo ahora es legal y la terapia de conversión, la práctica desacreditada y peligrosa utilizada para cambiar la orientación sexual de una persona, está prohibida. Las leyes de aborto de México se flexibilizaron bajo López Obrador. En 2021, la Corte Suprema de México dictaminó por unanimidad que penalizar el aborto es inconstitucional, sentando un precedente en todo el país. Antes de 2019, el aborto había sido severamente restringido fuera de la Ciudad de México, donde se legalizó en 2007. 

El dominio de López Obrador de la política mexicana, que ahora se extenderá a la recién elegida Claudia Sheinbaum, y la aprobación de medidas progresistas generó una reacción violenta, en particular de elementos religiosos, anti LGBTQ+ y antiaborto. Y los dos partidos a la derecha del suyo, el PRI y el PAN, se acercaron cada vez más a grupos de extrema derecha de ideas afines tanto a nivel nacional como internacional, incluso en los EE. UU.

Como informaron los jacobinos, la extrema derecha favorece cada vez más las imágenes violentas cuando se trata de estas políticas y movimientos progresistas. En 2021, el líder de la alianza opositora Va Por México, Claudio X. González, hijo del presidente de Kimberly-Clark de México, afirmó que el giro progresista en la política mexicana terminaría “mal, muy mal”. Continuó: “Se debe tomar nota de todos aquellos que, por acción u omisión, alentaron las acciones y hechos de la actual administración y perjudicaron a México. Que nadie olvide quién se puso del lado del autoritarismo populista y destructivo”. 

Apenas unos días después del cargo de González, una coalición conservadora de congresistas llamó al subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien encabezó la respuesta a la pandemia en México, un “asesino” desde el podio de la Cámara de Diputados, y agregó “vamos por ustedes”. Luego, una congresista PANISTA le presentó al jefe de López-Gatell una lápida falsa que indicaba su fecha de nacimiento pero con un signo de interrogación junto a su fecha de muerte, y le preguntó cómo quería ser recordado en su epitafio. 

Mientras tanto, en 2019 se creó un nuevo partido político específicamente anti López Obrador, el Frente Nacional Anti AMLO (FRENA), encabezado por el empresario y ex gobernador de Guanjuato Gilberto Lozano. El partido y Lozano creen que las fuerzas extranjeras, de las cuales López Obrador es un agente, están empeñadas en llevar el comunismo a México y destruir la nación. Esta supuesta trama busca apoderarse del país introduciendo drogas, homosexualidad, aborto, ideología de género, desmantelamiento de la religión y otras políticas nefastas, dijo Lozano en un video de YouTube de 2020 con más de 53.000 visitas. 

En septiembre de 2021, senadores de los dos partidos actualmente fuera del poder, PAN y PRI, dieron una bienvenida muy pública a Santiago Abascal, jefe de Vox, el partido de extrema derecha español que tiene vínculos con extremistas raciales. En una reunión celebrada en el edificio del senado, los miembros de los dos partidos firmaron la Carta de Madrid, que los consigna a liberar a América Latina de los “regímenes totalitarios de inspiración comunista”, que presumiblemente incluye a López Obrador, que, según la carta, están difundiendo su “proyecto criminal e ideológico” en toda la región para subvertir las democracias liberales y el estado de derecho. Vox ha estado construyendo alianzas con otros actores de extrema derecha en toda la región y en Europa, una red de personas de ideas afines.

La reunión no fue bien en México, y los senadores que se habían tomado fotos con Abascal luego trataron de forma frenética distanciarse de él. El PRI negó cualquier sanción oficial del evento, incluso que los senadores del PRI hubieran asistido, antes de afirmar que los que estaban allí vinieron por su propia voluntad. El PAN, por su parte, emitió un comunicado de prensa insistiendo en que la carta conjunta no era de ninguna manera un “acuerdo político”, sino más bien una simple declaración en la que personas de ideas afines acordaron trabajar juntas. Vox, por su parte, estaba socavando alegremente los intentos de las partes de distanciarse, con publicaciones en línea sobre el evento y los asistentes.

Nuevas celebridades de extrema derecha tienen vínculos con EE. UU.

En México surgieron nuevas figuras políticas de extrema derecha con vínculos con Estados Unidos. Emblemático de esto es Eduardo Verástegui, quien organizó y fue anfitrión de la primera conferencia CPAC (Conferencia de Acción Política Conservadora) celebrada en la Ciudad de México en noviembre de 2022. (No está claro si la sucursal de México todavía está funcionando, ya que su sitio web está caído, pero Verástegui asistió a CPAC en Hungría y Washington, DC, en 2024). Verástegui ya había estado en CPAC Texas en 2021 y ha establecido relaciones con la extrema derecha en otros países, viajando en mayo de 2022 a Budapest, Hungría, para participar en la IV Cumbre Transatlántica 2022 organizada por la organización transnacional anti LGBTQ+ Red Política por los Valores (PNfV). Con regularidad publica selfies con líderes estadounidenses como Trump, Mike Pence y Steve Bannon, y otros como Katalin Novák, ex presidenta de Hungría y ex presidenta del PNfV.

Verástegui lideró el partido, Movimiento Viva México, hasta que no pudo inscribirse en la boleta electoral para las elecciones de junio de 2024. Cercano a los movimientos de extrema derecha estadounidenses, Verástegui es una figura popular y carismática, con su canal de YouTube que tiene 374.000 suscriptores y su página de Facebook, donde publica con regularidad videos de sí mismo rezando el rosario, con 2,1 millones de seguidores. 

Verástegui era una celebridad mexicana menor cuando descubrió la política de extrema derecha. Formó parte de una banda de chicos, fue un actor de telenovelas y un actor de Hollywood algo exitoso. En 2002, tuvo una revelación y volvió a dedicar su vida a Dios, convirtiéndose en un activista contra el aborto y haciendo un voto de celibato. En 2019, él y el partidario estadounidense de Trump y activista de “My Pillow” Mike Lindell produjeron la película antiaborto Unplanned, financiada en parte por Lindell. En 2020, Trump nombró a Verástegui para la Comisión Asesora del Presidente sobre la Prosperidad Hispana. 

Verástegui se ha vuelto cada vez más radical, adoptando posiciones anti LGBTQ+ en las redes sociales. El 14 de marzo de 2022, tuiteó que Lucifer es el padre de la izquierda y que Dios es conservador, luego retrocedió el comentario, aclarando que cree que los abortos y la ideología de género están inspirados en Lucifer. El 10 de abril de 2023, tuiteó que la ideología de género, por lo general un eufemismo para los derechos LGBTQ+, está vinculada a la pedofilia. Verástegui también produjo la película Sound of Freedom, estrenada el 4 de julio de 2023. El thriller adyacente a Christian/QAnon ganócasi $ 250 millones en taquilla y se basa en la historia de Tim Ballard, quien afirma haber rescatado a miles de víctimas de tráfico sexual. 

Después del lanzamiento de la película, se lo acusó a Ballard de conducta sexual inapropiada y obligado a renunciar a su papel en la Operación Ferrocarril Subterráneo. A pesar de los crecientes cargos y acusaciones en su contra, Ballard apareció con Verástegui en el CPAC en Washington, DC, en febrero de 2024, debatiendo sobre el tráfico sexual. El 3 de diciembre de 2023, Verástegui publicó su posición sobre la ideología de género en Twitter, que los medios de comunicación compararon con un manifiesto. “Que quede muy claro. Si me dan la oportunidad de ser Presidente de México, no permitiré que todo el alfabeto LGBT y más continúe contaminando a nuestra nación. No quiero que los niños mexicanos sean sexualizados y adoctrinados en escuelas con libros que promuevan la ideología de género”. Está siendo investigado por el Instituto Nacional Electoral por supuestamente aceptar una donación ilegal de campaña de $ 390.000 de la consultora estadounidense 305 Partners LLC. Desde entonces, el sitio web de Movimiento Viva México fue desactivado. Las páginas de Facebook, Twitter/X e Instagram de la organización aún están disponibles, pero no muestran actividad reciente. En enero de 2024 Verástegui anunció que creará un nuevo partido político en 2025.

CPAC no es el único equipo estadounidense que cruza la frontera sur. Otro nuevo grupo de extrema derecha es México Republicano, un “partido político binacional” que cuenta con estadounidenses y mexicanos, muchos con historias de extremismo y activismo anti LGBTQ+ (ver más abajo). El grupo dio todo su apoyo a CPAC México y aspira a ser un partido político a nivel nacional pronto.

Resurgimiento del fascismo

Actualmente existe un resurgimiento de movimientos neonazis y fascistas en México, pero son mucho, mucho más pequeños que sus hermanos en lugares como Brasil y Argentina. Esto puede deberse a la forma en que se concibe a la nación mexicana, que no coincide con las nociones tradicionales de supremacía blanca. El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) afirmó en 2022 que no tenía evidencia de grupos neonazis en México, pero reconoció “la existencia de narrativas de odio supremacistas, que incitan a diversas formas de violencia” contra diferentes grupos sociales. Ese mismo año, el Senado mexicano aprobó una reforma que conlleva una pena de prisión de hasta tres años para cualquiera que difunda ideas basadas en la superioridad o el odio racial, o que incite a actos de violencia por motivos racistas. Esta reforma probablemente estuvo relacionada con las revelaciones públicas sobre conciertos neonazis y de black metal que atrajeron a cientos de personas. 

Además, la librería y editora en línea con sede en Monterrey, Editorial Heidelberg, especializada en literatura de extrema derecha y neonazi, desempeñó un papel en la difusión de ideologías nazis y otras ideologías de odio, reimprimiendo textos antisemitas y organizando eventos de música de odio neonazi. El equipo mexicano Fachos.mx vende indumentaria fascista y la populariza en Twitter, con lemas que incluyen “Es un hermoso día para aplastar el feminismo”, “No a la ideología de género” y Hacer que México vuelva a ser grande”.  

El escritor fascista y antisemita mexicano Salvador Borrego vio un resurgimiento, sus obras reimpresas y vendidas junto con copias de Mein Kampf de Hitler, y la notoria conspiración antisemita, The Protocols of the Elders of Zion, en librerías y puestos mexicanos. Algunos actores neonazis y fascistas culpan del éxito de López Obrador a un complot internacional comunista judío-masónico. 

El auge de los movimientos de extrema derecha en México representa un cambio significativo en el panorama político del país. A pesar del progreso en los derechos LGBTQ+ y las libertades reproductivas de las mujeres bajo los recientes gobiernos de izquierda, surgió una reacción violenta en forma de numerosos grupos anti LGBT+, antiaborto y xenófobos. Muchas de estas organizaciones han forjado conexiones con movimientos internacionales de extrema derecha, en particular en los Estados Unidos y España. Preoucpa un resurgimiento de grupos e ideas neonazis y fascistas, aunque todavía relativamente pequeño. Mientras tanto, el racismo profundamente arraigado continúa marginando a los migrantes, las poblaciones indígenas y afro-mexicanas. La prevalencia de los crímenes de odio, en especial contra las personas LGBTQ+, junto con la violencia generalizada de los cárteles y los abusos de derechos humanos sancionados por el estado, es un desafío importante. A medida que México lidia con estos desafíos junto con un nuevo presidente electo de izquierda, la interacción entre las reformas progresistas y los movimientos reaccionarios probablemente moldeará el futuro social y político de México de manera significativa.

Este informe ciertamente subestima el número real de grupos de odio y extremistas de extrema derecha en México, y no refleja el grado en que las personas que pueden compartir estas creencias pero no están involucradas en entidades organizadas. Las ciudades marcadas con un asterisco indican la sede de una organización donde tiene más de un capítulo.

Descripciones de grupos mexicanos

pastedGraphic.png

Abogados Cristianos (Christian Lawyers, AC)

Ubicación: Valladolid, España;* Ciudad de México

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero, antimujer

Fundada en 2021, Abogados Cristianos (Christian Lawyers, AC) tiene su sede en Valladolid, España, pero tiene un capítulo mexicano y está activa en América Latina. Según los informes, el grupo tiene vínculos con El Yunque, una sociedad mexicana supuestamente secreta que es ultracatólica, antisemita y antiliberal, y ha tenido miembros en posiciones gubernamentales poderosas. Su líder español apareció en un libro de 2015 titulado El YunqueLa ultraderecha en el poder sobre el grupo. Según su página web, AC es una organización española sin ánimo de lucro formada por abogados, fiscales, juristas, profesores y estudiantes de derecho. AC es fundamentalmente una organización antiaborto que trabaja para restringir los derechos reproductivos de las mujeres. Pero el grupo también es rabiosamente anti LGBTQ+, arremetiendo contra los derechos de las personas transgénero, la educación sexual y la “destructiva… ideología de género”. La rama mexicana se describe a sí misma como defensora de “los derechos fundamentales de todos los mexicanos” y su lema es “libertad religiosa, vida y familia”. Al igual que sus fundadores españoles, creen que la ley mexicana debe reflejar los valores bíblicos. El portavoz mexicano es Carlos Ramírez, quien en una entrevista con el equipo de conspiración Epocj Times, criticó con severidad al gobierno mexicano, en particular al presidente López Obrador, por restringir las libertades religiosas de la Iglesia Católica. 

AC lucha en los tribunales contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción LGBTQ+ y los padres solteros. En su cuenta de Twitter, denuncian la criminalización en México de la terapia de conversión como una herramienta para “perseguir” a los proveedores de salud y otros. La organización actúa como el brazo legal de la ultraderecha católica en México. AC también está estrechamente alineado con el partido político español de extrema derecha Vox, que tiene vínculos con los negacionistas del Holocausto y los neonazis. Funcionarios de alto perfil de Vox han trabajado estrechamente con el grupo, y los empleados de AC en España a veces se postulan para el cargo con el ticket de Vox. La ley mexicana prohíbe que individuos u organizaciones extranjeras se involucren en la política, pero la influencia de Vox en la extrema derecha de México es evidente en AC y varios otros grupos. Su caso de más alto perfil se produjo en 2010 cuando presentaron un escrito amicus curiae a la Corte Suprema de México oponiéndose al matrimonio entre personas del mismo sexo en la Ciudad de México, que finalmente se legalizó. A pesar del revés, el grupo se mantiene inquebrantable. Con frecuencia colaboran con la Unión Nacional de Padres (UNP) en campañas contra cosas como los libros de texto gratuitos. Según su sitio web, más de medio millón de personas se suscribieron a varias peticiones que se oponen a temas como la educación sexual en las escuelas, la ideología de géneroy las horas de historias de drag queen. En mayo de 2024, el grupo ganó una orden judicial contra los nuevos libros de texto del gobierno para estudiantes en una parte de la Ciudad de México, que AC afirmó que eran  “ideológicamente” problemáticos. 

 

pastedGraphic_1.png

Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia/Evangelico Digital (Ibero-American Congress for Life and Family, CIVF/Digital Evangelical)

Sede: Ciudad de México

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero

El Congreso Iberoamericano por La Vida y la Familia (CIVF) se fundó en la Ciudad de México en 2017 como respuesta a la legalización del aborto. CIVF surgió de la Iniciativa Ciudadana por la Vida y por la Familia, formada en 2016 como reacción a la enmienda constitucional para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo. CIVF afirma que a un año de su fundación, 17 países latinoamericanos se habían suscrito y que 400 personas asistieron a su primera conferencia anual, donde dividieron la organización en tres congresos, Norte, Centro y Sudamérica. CIVF busca ser una plataforma para todas las naciones latinoamericanas y cuenta con miembros españoles.  Afirma representar a 130 organizaciones en México y lucha contra la “agenda globalista”. Su enfoque es la ideología de género, aunque también son antiaborto y antieducación sexual. Su misión, tal como se presenta en YouTube, lo llama “defender la vida y la familia a través de la política pública”. 

Fundada por el pastor Aarón Lara Sánchez, CIVF es en gran medida una organización evangélica. El grupo está particularmente indignado con cualquier aceptación de las personas y los derechos LGBTQ+. “La abrumadora presencia pro-LGBTQ+ en las canciones, con cantantes no binarios y profesionales del ocultismo”, se lee en una publicación en las redes sociales el 14 de mayo de 2024, vinculada a un artículo que califica el concurso de Eurovisión 2024 como un ejercicio de ideología de género y satanismo. Este último es un tema recurrente para CIVF, que ve a México como un estado de guerra espiritual. El medio de comunicación que cita con frecuencia es el propio brazo editorial de CIVF, Evangelico Digital, fundado en 2018 y diseñado específicamente para un público latinoamericano. Lara fundó anteriormente Protestante Digital en 2003, dirigido a la comunidad evangélica de habla hispana. El grupo está muy decepcionado con el movimiento de México hacia la izquierda bajo López Obrador. Cuando Claudia Sheinbaum ganó las elecciones presidenciales en junio de 2024, CIVF se mostró apoplético y dijo a sus 7000 seguidores en Facebook que: “Un partido que promueve el culto a la muerte, que es abortista, pro ideología de género y anticristiano y ha recibido, de la mayor parte del país (incluido un amplio sector de iglesias evangélicas), un respaldo para gobernar bajo esa filosofía”. Agregaron: “Estamos en lo más oscuro de la noche”.

Lara fue ponente invitada en CPAC 2022, en México, el primer evento del grupo en el país y parte de su creciente presencia internacional. La conferencia de dos días presentó al ex asesor de Trump, Steve Bannon, enfurecido contra la “amenaza globalista” por un video de Arizona; la activista antiabortista estadounidense Abby Johnson sugirió falsamente que López Obrador robó las elecciones presidenciales mexicanas en 2018, y Trump, en un sorpresivo mensaje de video pregrabado, felicitó al organizador de CPAC México, Eduardo Verástegui, por su liderazgo en el evento inaugural. Había personajes desagradables presentes, incluido el presidente de los republicanos mexicanos, Juan Iván Peña Neder, quien pasó dos años en una prisión de máxima seguridad de Matamoros por cargos de violación en grupo que él niega. 

También están activos a nivel gubernamental supranacional. Los delegados de Lara y CIVF asistieron y se dirigieron a la Organización de los Estados Americanos en 2017, 2018, 2019 y 2022. También solicitaron en 2021 el estatus consultivo en la ONU. CIVF afirmó haber establecido una oficina en Washington, DC, para obtener acceso a organizaciones multinacionales como las Naciones Unidas en su reunión de 2021, celebrada virtualmente, a la que, según se informa, asistió Valerie Huber, extrabajadora del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Trump. También anunciaron una iniciativa juvenil pro-vida en Argentina diseñada para capacitar a los jóvenes en el desmantelamiento del discurso feminista y el uso de las redes sociales para promover argumentos pro-vida. Han realizado conferencias en toda América Latina en Santa Cruz, Bolivia, Panamá y Uruguay, entre otros, así como en México. El 30 de enero de 2024, CIVF felicitó al presidente argentino Javier Milei por declarar 2024 como el “Año de la Defensa de la Vida, la Libertad y la Propiedad”, y elogió a los activistas en Perú por protestar contra los baños inclusivos, y a Córdoba, España, por declararse una ciudad pro-vida, que CIVF llamó, “Un gran éxito en un país en el que la ideología de género ha logrado legislar prácticamente toda su agenda”. 

pastedGraphic_2.png

Frente Nacional Anti AMLO (National Front Against López Obrador, FRENA)

Ubicación: Chihuahua, Nuevo León 

Ideología: antiinmigrante, anti LGBTQ+, antitransgénero

Fundado en 2019, el Frente Nacional Anti AMLO (Frente Nacional contra López Obrador, frena) es un movimiento de oposición cuyo objetivo principal, que fracasó, era destituir al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, conocido coloquialmente como AMLO. El grupo planeaba utilizar herramientas legales, presión social y los medios de comunicación para derrocar al presidente. El movimiento fue cofundado por destacados empresarios, entre ellos Pedro Luis Martín Bringas y Gilberto Lozano. FRENA esperaba derrocar a López Obrador para 2020. A pesar de todos los intentos, incluidas una serie de protestas masivas y cartas abiertas pidiendo a los presidentes de los Estados Unidos, Donald Trump y Joe Biden que emprendieran acciones legales contra López Obrador “por sus crímenes”, FRENA no tuvo éxito. La sucesora de López Obrador, Claudia Sheinbaum, fue elegida para la presidencia en junio de 2024.

FRENA fue cofundada y dirigida, hasta junio de 2023, por Gilberto Lozano, quien fue gobernador de Guanajuato de 2006 a 2012. Los grupos aliados a FRENA liderados por Lozano incluyen Congreso Nacional Ciudadano y Evolución Mexicana.  FRENA es anticomunista, antiinmigrante, anti LGBTQ+, antigénero y antifeminista. Lozano equiparó la ideología de género y los niños trans con la pedofilia y la zoofilia. Él llama a las escuelas “laboratorios de homosexualidad” empeñados en adoctrinar a los niños con su “religión del arco iris” y, por lo tanto, “destruir familias”. El Frente Nacional Anti AMLO comprende una alianza de algunas de las fuerzas más fanáticamente de extrema derecha en México. El frena caracteriza al gobierno electo como una “dictadura comunista” y afirma que López Obrador, un nacionalista progresista de centroizquierda, es parte de una “conspiración para implementar el comunismo a través de la equidad de género, la igualdad educativa y la homosexualidad”, informó The Gray Zone en 2020 después de que el FRENA liderara dos protestas separadas contra López Obrador que bloquearon el tráfico en todo México.

Frena y Lozano creen que la amenaza del Foro de Sao Paulo, al que México se unió bajo López Obrador, es real e inminente, y que las fuerzas extranjeras, de las cuales López Obrador es un agente, están empeñadas en llevar el comunismo a México y destruir la nación. El Foro de Sao Paulo fue fundado en 1990 y es una asociación de partidos políticos de izquierda en América Latina y el Caribe. Los movimientos de extrema derecha y los partidos políticos han afirmado durante mucho tiempo que el foro es en realidad un frente para el comunismo y el extremismo de izquierda. Para FRENA, el foro está conspirando para apoderarse de México introduciendo drogas, homosexualidad, aborto, ideología de género, desmantelamiento de la religión y otros objetivos nefastos, dijo Lozano en un video de YouTube de 2020 con más de 53.000 visitas. 

Lozano es un rico empresario de Monterrey, Nuevo León, que con frecuencia despotrica contra López Obrador y los valores progresistas desde los confines de su opulenta mansión. Ganó su fortuna como director de la embotelladora de Coca-Cola más grande del mundo, FEMSA, cargo que dejó en 2000. Las protestas de caravanas de López Obrador en Guadalajara y la Ciudad de México el 30 de mayo de 2020 lograron cerrar ambas ciudades parcialmente. Los manifestantes exigieron la renuncia de López Obrador y lo llamaron “comunista”, “dictador” y “chavista”, en referencia al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez. El 13 y 14 de junio de 2020, el FRENA afirmó haber realizado caravanas similares en 140 ciudades de México, Estados Unidos, Holanda y Canadá. También realizaron una sentada de 5 semanas a partir de septiembre de 2020, en la que los partidarios instalaron tiendas de campaña en el Zócalo de la Ciudad de México en protesta por las políticas del presidente. El FRENA afirmó que 183.000 personas asistieron a su marcha de protesta el 3 de octubre de 2020. El 14 de junio de 2023, Lozano renunció al FRENA para postularse como candidato presidencial independiente por escrito en las elecciones del 2 de junio de 2024, pero el frena continúa funcionando.

pastedGraphic_3.png

Frente Nacional Por La Familia (National Front for the Family, FNF)

Ubicación: Ciudad de México;* Naucalpan, Estado de México; Celaya, Guanajuato; Chilpancingo, Guerrero; Taxco, Guerrero; Pachuca, Hidalgo; Huejutla, Hidalgo; Puebla; Querétaro; San Miguel de Allende, Guanajuato; Tijuana, Baja California; La Paz, Baja California Sur; Reynosa, Tamaulipas; Tampico, Tamaulipas; Tlaxcala; Torreón, Coahuila; Tabasco; Xalapa, Veracruz; Chicago, IL, EE. UU.

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero, nacionalista religioso

El Frente Nacional por la Familia (National Front for the Family, FNF), es una asociación civil católica de extrema derecha y anti LGBTQ+ en México que aboga por lo que considera valores familiares tradicionales. Tiene capítulos formales en todo el país y es transnacional, teniendo un capítulo en Chicago. FNF se fundó en 2016 como respuesta a la iniciativa del entonces presidente mexicano Enrique Peña Nieto de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo a nivel federal y permitir que las parejas del mismo sexo adopten niños. El fundador y jefe de FNF, Rodrigo Iván Cortés Jiménez, dijo a Al Jazeera en ese momento que el matrimonio debería ser para la procreación y como la base de una familia heterosexual. “Los adultos pueden tener su relación de la manera que quieran, pero si estamos hablando de la institución que vincula a los menores en una relación estable con sus padres, estamos hablando del matrimonio, la única institución que brinda ese vínculo a los niños”, expresó Jiménez.

Cortés Jiménez también es cofundador y vicepresidente de la organización transnacional anti LGBTQ+, Red Política por los Valores. Leonardo García Camarena es vicepresidente de FNF. FNF, que critica los “ataques a la familia” progresivos, afirma ser un grupo paraguas para más de 1000 organizaciones más pequeñas en todo México con millones de miembros. Hace campaña contra las iniciativas y la legislación que considera que amenazan la estructura familiar tradicional centrada en un hombre y una mujer casados. Esto incluye esfuerzos de cabildeo contra el matrimonio entre personas del mismo sexo y la educación sexual en las escuelas. 

FNF ha participado activamente en protestas y desafíos legales para bloquear la expansión de LGBTQ+ y los derechos reproductivos en México, organizando marchas a nivel nacional que atraen con regularidad a miles a las calles de todo el país. Su primera marcha en 2016, donde se les unieron católicos y miembros de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días, atrajo partidarios en 120 ciudades en 31 de los 32 estados de México. FNF informa que padres en Colombia, El Salvador, España, Brasil, Chile y Perú protestaron en solidaridad en las embajadas mexicanas en sus respectivos países. Su influencia jugó un papel en que el partido de Peña Nieto perdiera siete de las 12 gobernaciones en las elecciones posteriores. 

Si bien la iniciativa de Peña Nieto finalmente fracasó, el matrimonio entre personas del mismo sexo no se legalizó en todo el país hasta 2022, todavía sirvió como un grito de guerra para aquellos que, como FNF, se oponen a los derechos de las personas LGBTQ+, el matrimonio entre personas del mismo sexo, el aborto, la subrogación, las políticas de educación secular y la llamada educación de “ideología de género”. FNF también apoya con firmeza el acceso a la práctica totalmente desacreditada de la terapia de conversión, el proceso de cambiar la orientación o identidad sexual, descrita como similar a la tortura por la ONU. Cuando se prohibió la terapia de conversión en la Ciudad de México en 2020, el grupo se puso histérico: “Hoy es un día lamentable para el Estado de México, ya que se aprobó una ley que buscará estigmatizar y prevenir a las personas que quieran tratar la disforia de género, buscando también descalificar la dimensión sexual biológica natural, incluso abriendo la puerta a encarcelar a padres, ministros religiosos y expertos que apliquen terapia o asesoramiento en esta materia”. El grupo es un invitado frecuente en la reunión anual anti-LGBTQ+ dirigida por los estadounidenses, el Congreso Mundial de las Familias (WCF), donde Cortés Jiménez se destacó como orador. FNF cuenta con el apoyo del presidente de WCF, el estadounidense Brian S. Brown. 

Cortés Jiménez fue condenado en 2023 por violencia política de género contra una congresista transgénero, Salma Luévano, a quien repetida y deliberadamente llamó con el género incorrecto en las redes sociales. Cortés recibió un castigo simbólico tras su condena, una multa de unos 20.000 pesos y la orden de publicar el fallo judicial y una disculpa escrita por el tribunal en sus cuentas de redes sociales, todos los días, durante 30 días. Cortés también recibió la orden de tomar un curso sobre “violencia política de género” y fue inscrita en el Registro Nacional de Personas Sancionadas en Materia Política contra la Mujer. El poderoso grupo legal anti LGBTQ+ estadounidense, Alliance Defending Freedom International (ADFI), representó a Cortés en su fallida apelación. ADFI también anunció en enero de 2024 que habían presentado una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en nombre de Cortés. 

pastedGraphic_4.pngpastedGraphic_5.png

Frente Nacionalista de México (FNM) 

Ubicación: Ciudad de México,* Morelos; Acapulco, Guerrero; San Luis Potosí; Tlaxiaco, Oaxaca; Puebla; Chihuahua; Guanajuato

Ideología: antiinmigrante, antisemita

Formado en 2006 como la Organización por la Voluntad Nacional, el grupo adoptó su nombre actual, Frente Nacionalista de México (FNM), en 2012. Ostenta 3000 miembros en todo México y su lema es “México para los mexicanos”. El líder Juan Carlos López Lee rechaza de manera oficial la violencia, la discriminación y el racismo, aunque su retórica y sus políticas traicionan esas posiciones. FNM también está bastante enamorado de Eduardo Verástegui, cuyas publicaciones en X (antesTwitter) retuitean con regularidad.

El sitio web del grupo detalla su plataforma, que abiertamente se apropia de elementos del fascismo. López reconoció que la ideología del grupo incluye elementos del fascismo y el nacionalsocialismo, pero rechaza que sea fascista y deba considerarse nacionalista. FNM abraza el panhispanismo y busca reclamar América Central para México, que fue parte de la Nueva España durante la era colonial, y las tierras perdidas a los Estados Unidos en 1848, transformando el estado expandido en un nuevo México. “Nuestra nación nació como un Gran Imperio y debe volver a serlo en el futuro. El objetivo supremo es garantizar que las nuevas generaciones, aquí y al otro lado del Río Grande, luchen por restablecer la unidad territorial de la patria… Para esto, sin embargo, es necesario que también luchemos por lograr grandes cambios políticos y sociales: la sustitución de esta república masónica decadente por un bien estatal fuerte y funcional, denunciar a los partidos que defraudaron al pueblo y combatir la cultura estadounidense degenerada que nos imponen los medios de comunicación”, comentó López a la revista Proceso en 2008.

El FNM celebra al antisemita e revisionista histórico mexicano Salvador Borrego, quien culpó al sionismo de la Segunda Guerra Mundial en su “obra histórica”, como Derrota Mundial, que lamentó la pérdida de Hitler y la llamó una derrota para todo el mundo por el mal judío internacional. Borrego es venerado por los fascistas en México y en el extranjero. FNM también apoya al negacionista español del Holocausto Pedro Varela y se ofrece a proporcionar sus libros a los seguidores interesados en Facebook. FNM y López son vehementemente antiinmigrantes y hablaron con Fox News en 2017 denunciando la afluencia de haitianos. Los haitianos son problemáticos para López porque, conjeturó, pueden optar por tomar esposas mexicanas si se les permite permanecer en el país. “Si a los africanos se les da trabajo, debería ser de manera organizada, se les debería permitir quedarse, pero 40.000 personas… nos parece abusivo. Quieren darles una prórroga de un año. Y las mujeres van a querer tener hijos con los haitianos o cosas así, que es lo que va a pasar”, explicó. Los miembros también protestaron contra las caravanas de inmigrantes procedentes de América Central. López también le dijo a Vice que la campaña de su organización contra los migrantes centroamericanos y haitianos es evitar que “México pague las deudas de otros gobiernos infames”.

FNM rechaza la membresía en la mayoría de las organizaciones globales (OMC, TLCAN), pero está a favor del medio ambiente y en contra de los combustibles fósiles, que son controlados por el gobierno mexicano bajo el régimen político actual. FNM rechaza el sistema actual de ciudadanía por derecho de nacimiento de México y se reserva el derecho de negar la ciudadanía a ciertas etnias y seguidores religiosos. “En cuanto a aquellas minorías étnico-religiosas cuya mentalidad las hace inasimilables a la comunidad nacional, no pueden ser consideradas como miembros de la gente independientemente de su lugar de nacimiento”. FNM busca el restablecimiento del servicio militar nacional y aboga por un retorno a la pena capital. “En cuanto a la pena de muerte, creemos que su uso es legítimo en casos de secuestro, homicidio, pedofilia o cualquier delito que destruya física o moralmente la vida de otro ser humano”. La organización argumenta que es necesaria una reforma judicial completa. “Con respecto a los jueces, abogamos por la purificación de los tribunales, la aplicación de juicios orales”. El aborto, que es legal en la mayoría de los estados mexicanos, es visto como “un símbolo de la deshumanización, la promiscuidad y el egoísmo de la sociedad capitalista”. FNM pide un programa nacional obligatorio de aptitud física ya que “la mala condición física es la causa del ridículo y los complejos en los niños, la práctica de la cultura física debe ser obligatoria en todas las esferas de la vida nacional, con especial énfasis en los niños y jóvenes débiles o aquellos con problemas de peso”.

El FNM también apoya una lucha armada para derrocar al gobierno, pero no en este momento porque los cárteles controlan la mayoría de las armas. En una entrevista, López expresó, “si hablamos del hecho de que queremos una lucha armada, porque aquí los únicos que tienen armas son los delincuentes, el crimen organizado. Cualquier lucha armada puede contaminarse con los intereses del narcotráfico, que es lo que pasó en Colombia. Hay que tener mucho cuidado con términos como lucha armada. En este momento, mientras el crimen prevalezca como está, no se debe recurrir a él”.

pastedGraphic_6.png

México Republicano (MR)

Ubicación: Chihuahua

Ideología: anti LGBTQ+

México Republicano (MR), es un partido político relativamente nuevo liderado por el director Juan Iván Peña Neder, la portavoz Gricha Raether Palma y el estadounidense Larry Rubin, un agente republicano de larga data que ha vivido en ambos lados de la frontera.  MR es un partido político de extrema derecha que fue reconocido de forma oficial por la División Electoral del Estado de Chihuahua en mayo de 2023, aunque sus orígenes se remontan aún más atrás. La página de Twitter de Mexico Republicano se inició en 2019. Antes de contar con reconocimiento oficial, el partido naciente afirmó en 2022 que buscaba desarrollar un grupo de presión en Washington, D.C., para los mexicoamericanos. Peña Neder afirmó que México Republicano tenía capítulos en 20 estados mexicanos y presencia en más de 100 ciudades de todo el país, aunque son más dominantes en Chihuahua. México Republicano celebró una conferencia de prensa en Baja California en julio de 2022, anunciando su intención de convertirse en el primer partido político binacional. El partido afirma representar a empresarios que están siendo aterrorizados por el gobierno de izquierda. Juan Carlos Hernández Mendoza, presidente del comité ejecutivo estatal del partido, dijo a La Verdad: “Queremos defender la vida desde su propia concepción, las libertades, la propiedad y queremos defender a la familia. Si esos son los principios, eso significa la extrema derecha… eso es lo que somos”.

Algunos líderes de MR supuestamente tienen historias sórdidas. Según un informe exhaustivo sobre el grupo de Ipas, se acusó a Peña Neder de violencia sexual, racismo, corrupción y de abrazar el fascismo. Sirvió en el Ministerio del Interior durante la administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa de 2006 a 2012. En 2013, Peña Neder “creó el grupo clandestino México Despierta, que tenía un filo filofascista y antisemita, estaba a favor de la supremacía aria y la esterilización de los pueblos indígenas”, informó Arestegui Noticias . Admirador declarado de Adolf Hitler, en 2013, La Jornada publicó una fotografía de él de pie frente a una espada y un escudo cruzado, con el brazo derecho extendido, haciendo un saludo nazi. En 2011, Peña Neder fue encarcelado por su participación en la violación en grupo de su ex esposa. Fue considerado un “sujeto peligroso” y trasladado a una prisión de máxima seguridad. Dos años más tarde, obtuvo la liberación anticipada tras las aparentes intervenciones de funcionarios de alto nivel del PAN. Peña Neder también fue acusado de corrupción relacionada con la gestión de casinos ilegales. Peña Neder asistió y habló en CPAC México en 2022 por invitación de Eduardo Verástegui. También manifestó que apoya el “conservadurismo pro-estadounidense” y respaldó al rabiosamente anti LGBTQ+  Verástegui para presidente en 2024.  

Otros funcionarios de México Republicano incluyen a Juan Dabdoub Giacoman, fundador y presidente del

Consejo Mexicano de la Familia. Al igual que Peña Neder, Giacoman tiene una

sórdida historia de violencia y agitación de extrema derecha. En 2017, se asoció en una campaña de relaciones públicas anti LGBTQ+ creada por las organizaciones españolas anti LGBTQ+ Hazte Oír

y CitizenGO. La campaña contó con un autobús que recorría México adornado con mensajes discriminatorios contra las personas LGBTQ+ y la educación sexual. Anteriormente, Giacoman fue portavoz del Frente Nacional por la Familia, que lo expulsó en 2017 por agredir a una mujer en público.

pastedGraphic_7.png

Patria Unida Por Un México Valiente (PUMV)

Sede: Ciudad de México

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero, nacionalista religioso

Patria Unida Por Un México Valiente (PUMV) es una organización de extrema derecha liderada por una pareja casada, Alicia Galván López y Francisco Humberto López Vega, con fuertes lazos internacionales, incluso con organizaciones de extrema derecha estadounidenses asociadas con el plan autoritario para el próximo presidente conservador de los Estados Unidos, el Proyecto 2025. También está estrechamente vinculado, casi un capítulo mexicano, al partido de extrema derecha español, Vox, que tiene vínculos con neonazis y negacionistas del Holocausto. Los líderes de PUMV negaron la conexión con Vox, probablemente porque México tiene leyes contra agentes extranjeros que interfieren en la política mexicana, pero se lo ve como una rama del partido. Vox respaldó de manera abierta a PUMV.

La fundadora de PUMV, Alicia (a veces Alice) Galván López, fue enviada por su empleador, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN) Alejandra Reynoso, a Europa en octubre de 2021, para una capacitación de dos semanas con varias organizaciones de extrema derecha, incluidas Vox de España, el Partido de la Ley y la Justicia de Polonia, la Unión Cívica Fidesz-Húngara y el Frente Nacional de Francia, afirman los medios. A su regreso, Galván lanzó PUMV. La organización ofrece seminarios web regulares, tiene academias de liderazgo para jóvenes y tiene tres miembros jóvenes seleccionados para formar parte del programa del senado juvenil de México. 

Galván fue una asesora política que se abrió camino hacia el poder a través de la infraestructura del PAN, y tiene una licenciatura en derecho y una maestría en gobierno y políticas públicas de la Universidad Panamericana. También tiene títulos del Centro Universitario Villanueva en Madrid, España, así como un diploma de la Universidad de San Diego. Rabiosamente anticomunista, antitransgénero, antiideología de género, antiderechos reproductivos de las mujeres, antiderechos LGBTQ+ y devotamente católico, PUMV tuvo bastante éxito en unir organizaciones con ideas afines en los Estados Unidos, América Latina y Europa. PUMV es parte del Foro de Madrid y firmó la Carta de la extrema derecha desde Madrid, que denuncia el creciente comunismo en América Latina. PUMV es la única organización mexicana que forma parte de la “Coalición de Políticas Conservadoras Estados Unidos-México, anclada por el Instituto de Políticas Públicas de Texas, que incluye la Fundación Heritage, el Centro para la Renovación de Estados Unidos y el Instituto de Políticas America First, todos los cuales incluyen ex funcionarios de la administración Trump que sirvieron y otros republicanos”, informa La Jornada. El sitio web del grupo presenta artículos sobre la política estadounidense y una página que llama al gobernador de extrema derecha de Florida, Ron DeSantis, conocido por sus iniciativas anti LGBTQ+, “la peor pesadilla para el movimiento ‘despertado’ en los Estados Unidos”.

Fundado en 2022, el líder del partido dijo a los medios de comunicación que la misión de PUMV era unir a los mexicanos contra la extrema izquierda, que según afirma ha impuesto ideas odiosas empeñadas en destruir la civilización mexicana. PUMV tiene vínculos directos con organizaciones fascistas europeas, en particular Vox en España. Según se informaz, la organización tendrí el apoyo de muchos en la extrema derecha, incluyendo en “Chile, José Antonio Kast, y la pro-secretaria de la Junta Nacional del Partido Republicano, Macarena Bravo Rojas; de España, el presidente de VOX en Cataluña, Ignacio Garriga de Uruguay, el Director Ejecutivo de CESCOS, Pedro Isern; de El Salvador, César Reyes, Diputado Nacional; de Colombia, Miguel Cetina y Eduardo Fernández, Jefe de Estudios de la Fundación Disenso; de Perú, Vanya Thais, comentarista político y Director de Pro Libertad Perú”.

El 14 de febrero de 2024, Galván y López aparecieron en el podcast del Centro para una Sociedad Segura y Libre de Guerras Fronterizas del Proyecto 2025 de los Estados Unidos, discutiendo los orígenes de su grupo, su posición única como grupo de expertos conservadores mexicanos y su deseo de unir a las organizaciones conservadoras en México y en el extranjero. Al igual que los nacionalistas cristianos en el Proyecto 2025, PUMV apoya la “familia tradicional” y afirma que “la familia constituida en el matrimonio entre un hombre y una mujer es el núcleo fundamental de toda organización social”.  Galván es miembro de la Fundación de Políticas Públicas de Texas (TPPF), asesora oficial del Proyecto 2025, que es una organización de negación de elecciones que arremete contra la atención médica transgénero, las medidas pandémicas, los programas de DEI y el movimiento Black Lives Matter. En marzo de 2023, Galván se dirigió a la Cumbre del TPPF y a los problemas que aquejan a su país de origen. “Cada día nuestra libertad está cada vez más restringida por cosas como una ideología de género que se impuso de manera unilateral”. 

El 31 de mayo de 2023, Galván apareció en el podcast del partido Viva México de Eduardo Verástegui atacando la ideología de género y su degradación de las mujeres, criticando la “lucha para destruir la propia naturaleza de las personas. Y luego está destruyendo y ganando espacios para las mujeres. Y lo vemos en el deporte, hoy lo vemos en el Congreso donde los espacios que deberían ser ocupados por mujeres son ocupados por diputados trans, ¿verdad? Entonces, es una degradación total”.

Galván escribió de manera positiva sobre la Guerra Cristera, una batalla de casi tres años entre los católicos y el gobierno secularizador del presidente Plutarco Elías Calles en la década de 1920, en la que murieron unas 90.000 personas. La Iglesia Católica Mexicana respaldó la rebelión, que estaba dirigida a las disposiciones anticlericales de la Constitución de 1917. Los informes de los medios dicen que Galván, que es un católico devoto, describe a los cristeros católicos como “héroes que nos dieron una patria”. También, según Galván, “Los Gachupines”, los gobernantes españoles de México del siglo XVI, administraron su imperio, “con amor conquistaron corazones con un humanismo que trasciende”. Gachupin es una palabra náhuatl que significa “el que te golpea en la cabeza con una bota o un espolón”, y la mayoría de los historiadores ven al Imperio español, en especial su tratamiento de los pueblos indígenas y su asimilación forzada al catolicismo, como menos que humano. 

pastedGraphic_8.png

ProLife Army (PLA)

Ubicación: Ciudad de México,* Zacatecas, Colima, Nuevo León, Jalisco, Tlaxcala, Baja California, Baja California Sur, Sonora

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero

ProLife Army (PLA) se fundó el 5 de febrero de 2021 y se centra en hacer retroceder los derechos reproductivos de las mujeres y el activismo contra la ideología LGBTQ+, antitrans y antigénero. El fundador Carlos Ramírez, hablando con CPAC México en 2022, dijo a la asamblea que “prácticamente toda América Latina está pintada de rojo. La izquierda política gobierna prácticamente toda la región”.  Argumentó que esto había llevado a una “grave limitación de las libertades fundamentales”, como la libertad religiosa, de opinión y de expresión, entre otras. El PLA está estrechamente alineado con el Frente Nacional para la Familia y realiza o participa en protestas contra el aborto en todo el país. En una entrevista en marzo de 2021, Ramírez dijo que el grupo se inspiró en los acontecimientos en Argentina cuando el país liberalizó su ley del aborto en 2020 y está compuesto por jóvenes, la mayoría entre 14 y 25 años, incluidos raperos e influencers. Tienen su propio himno. 

Si bien el movimiento contra el aborto es a lo que se unen estos jóvenes, ProLife Army también está en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la ideología de género, que es un eufemismo para deshumanizar a las personas LGBTQ+ y reducir sus derechos. En Facebook, PLA rechaza la idea de que cualquier persona necesite atención médica que afirme el género, alegando que esto es solo una cobertura para “adultos que intentan pervertir a los niños”. Publican memes en las redes sociales proclamando que “Nadie es más homofóbico que la persona que se mira al espejo y odia el sexo con el que nació”. Y con respecto a los niños trans, ProLife Army afirma que “LAS INFANCIAS TRANS NO EXISTEN; hay adultos ideologizados que intentan pervertir a los niños. Incluso si el Tribunal dice lo contrario”.

El grupo aboga por reducir las sanciones para aquellos que promueven la terapia de conversión, la práctica completamente desacreditada y peligrosa de tratar de cambiar la orientación o identidad de las personas LGBTQ+. En un artículo de 2022, se comparó al grupo con un caballo de Troya que adoctrina silenciosa y encubiertamente a sus miembros a valores conservadores más extremos que tan solo estar en contra del aborto. Como informó El País el 18 de marzo de 2024, el PLA es “católico, antifeminista y antiabortista” y, según Jorge Luis Pimentel, estudiante de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y director del Ejército ProVida en la Ciudad de México, tiene como objetivo “ocupar” espacios políticos que las organizaciones pro-vida no atacaron en el pasado. Gran parte del trabajo de ProLife Army ha sido acercarse a los legisladores locales y federales, para cabildear para evitar el avance de las políticas progresistas en México. “El enfoque se centra en tratar de colaborar con [los responsables de la formulación de políticas], tratar de detener estas iniciativas o tratar de derogarlas”, señaló Pimentel.Como era de esperar, el grupo se mostró apopléjico con el resultado de las elecciones de 2024, donde el sucesor elegido a dedo por López Obrador ganó de forma abrumadora, quejándose en Facebook de que “nos espera lo peor”.

pastedGraphic_9.png

Raíces Radicales (RR)

Ubicación: Toluca

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero

Raíces Radicales (Radical Roots, RR) es un grupo de anarcofeministas vehementemente antitrans, anti LGBTQ+ y antigénero que defiende los derechos de las “mujeres natas”.  Cambiaron su nombre de Indómitas Feministas Radicales en junio de 2021, después de quemar las puertas del Congreso del Estado de México en protesta por una propuesta de ley de identidad de género que habría permitido a las personas transgénero cambiar su identidad de género en documentos oficiales. Son muy activas en el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, y se pelean abiertamente con los grupos de mujeres LGBTQ+. En Toluca, donde se encuentra RR, las batallas entre las feministas radicales trans-exclusivas (TERF) como RR y la comunidad trans han sido feroces. En el Día Internacional de la Mujer en 2020, los TERF marcharon en Toluca, uno de los cuales agredió a una mujer transgénero. En 2021, los grupos de TERF establecieron un campamento que aboga por la legalización del aborto, en oposición directa a un campamento de personas trans que abogan por una ley que les permita cambiar su género en los documentos legales. Los TERF señalaron a las mujeres trans en el campamento, bloqueando los baños y amenazándolas con bates de béisbol envueltos en alambre de púas. RR prohíbe a los hombres marchar con ellos. Una publicación reciente del grupo en las redes sociales decía: “El 8 de marzo conmemora el Día Internacional de las Trabajadoras, no la diversidad de género o queer”. Rechazan a las feministas que son pro LGBTQ+.

Ofrecen consejos sobre cómo prepararse para una demostración, incluido el uso de botas y cubrebocas, asegurarse de que los teléfonos celulares estén cargados, llevar spray de pimienta y usar guantes.  Rechazan la etiqueta TERF como un término misógino utilizado para atacar a las feministas, y consideran que la masculinidad y la feminidad son construcciones sociales diseñadas para oprimir a las mujeres. Este último los distingue de los grupos TERF más conocidos, como la Alianza LGB, que tiene capítulos en varios países y es un movimiento de mujeres que se opone firmemente a los derechos de las personas trans. Sin embargo, las creencias de RR caen bajo el descriptor transexclusión, lo que significa que las mujeres trans no son consideradas mujeres por el grupo. 

pastedGraphic_10.png

Red Familia (Family Network, RF)

Ubicación: Ciudad de México,* Chihuahua

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero

Durante 23 años, Red Familia (RF) ha estado trabajando “para fortalecer el bienestar de las familias mexicanas”. Dirigida por Mario Alberto Romo, la organización sin fines de lucro reclama 1120 instituciones miembros en todo México y la participación de más de un millón de personas anualmente para ayudarlas a “resolver diferentes problemas y realidades que afectan a su núcleo familiar”. En estrecha alianza con el político de extrema derecha Eduardo Verástegui, quien fue anfitrión de CPAC México en 2022, y otros grupos conservadores de “derechos de los padres”, RF es antiaborto (al que llama “homicidio prenatal”), ideología antigénero y terapia de conversión, la práctica desacreditada y peligrosa de tratar de cambiar la orientación o identidad de las personas LGBTQ+ que está prohibida en México y en docenas de otros países. Documentos publicados por Wikileaks colocaron a RF en la misma red que El Yunque. En 2023, RF se unió a otros grupos similares para quejarse de los libros de texto escolares que, según ellos, fomentan la “confusión sexual”, “imponen la ideología de género”, tienen “contenido que fomenta la confusión sexual” y actividades “que promueven la hipersexualización de los niños y la promoción de las relaciones sexuales a una edad temprana”. Su queja básica era sobre la educación sexual.

Red Familia apoyó y promovió una petición en línea en 2022, junto con la organización socia Frente Nacional por la Familia, advirtiendo que la prohibición de la terapia de conversión “afecta a médicos, psicólogos, ministros de culto, padres y cualquier ciudadano, ya que la libertad de expresión religiosa y la educación de los padres hacia sus hijos está siendo restringida”. Agregaron: “Esto es extremadamente urgente ya que si se realiza, enseña, aplica, requiere o financia cualquier tipo de tratamiento, terapia, servicio o práctica que obstaculice, restrinja, prevenga, menoscabe, anule o suprima la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de una persona, pueden imponer cárcel y una multa”. RF se asoció y ayudó a organizar la reunión anti-LGBTQ+ del Congreso Mundial de las Familias (WCF), un grupo estadounidense que celebra conferencias anuales en todo el mundo que reúne a los principales grupos anti LGBTQ+ y antiderechos de las mujeres para elaborar estrategias, cuando se celebró en la Ciudad de México en 2022. Los otros organizadores eran igualmente anti LGBTQ+, incluidos CitizenGo de España y el Centro Global para los Derechos Humanos, dirigido por un ex miembro del personal de la potencia legal estadounidense anti LGBTQ+ Alliance Defending Freedom, que también participa en eventos de WCF y es un partidario clave del Proyecto autoritario estadounidense 2025.

pastedGraphic_11.png

Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF)

Ubicación: Ciudad de México* (el grupo reclama capítulos en todos los estados mexicanos excepto Baja California Sur)

Ideología: anti LGBTQ+, antitransgénero, nacionalista religioso

La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) fue fundada por el ingeniero Manuel de la Peza y un grupo de padres el 27 de abril de 1917, poco después de que se firmara la Constitución mexicana, que ordenaba que la educación debe ser laica. La eliminación de la Iglesia Católica de la educación fue quizás la más perturbadora de todas las medidas anticlericales en la nueva constitución. La historia del grupo incluye la lucha contra el concepto mismo de educación sexual en 1933 hasta el establecimiento de la educación sexual en los libros de texto gratuitos en la década de 1970. UNPF también tiene una larga historia de campañas contra la anticoncepción, el aborto, el erotismo, los derechos LGBTQ+, el divorcio, la prohibición de la terapia de conversión y cualquier cosa que vaya en contra de la doctrina católica en su interpretación más estricta. Su actual líder es Israel Sánchez.

Hoy en día, el FPNU reclama más de 2500 organizaciones afiliadas, más de dos millones de miembros en todo México y celebra conferencias nacionalesanuales. La UNPF expresó su apoyo a la terapia de conversión como una cura para la “disforia de género”, como se expresó en una entrevista periodística de 2020 con el Sol de Toluca, en la que José Luis Romero del capítulo de la UNPF en Toluca dijo: “Hay casos que una vez se declararon de un sexo diferente al biológico o de un género diferente, luego desean reanudar su sexualidad natural u original (tal como decidieron en ese momento asumir otro género) y es cuando buscan o requieren apoyo profesional”.

Los objetivos del grupo incluyen promover la participación de los padres en la educación de sus hijos y defender los derechos de los padres a inculcar sus valores y creencias en sus hijos. Sin embargo, el grupo toma posturas muy conservadoras, oponiéndose a la educación sexual integral, los derechos LGBTQ+, el feminismo y cualquier política o plan de estudios que considere que socava los roles de género tradicionales y las estructuras familiares. Hizo campaña contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción por parejas del mismo sexo, el derecho al aborto y la inclusión de materiales que abordan la identidad de género u orientación sexual en las escuelas. El UNPF presiona a las autoridades educativas a nivel federal y estatal para que influyan en los planes de estudio y los libros de texto de acuerdo con su cosmovisión socialmente conservadora. La organización es una de las principales voces de extrema derecha en México y tiene una considerable influencia política.

pastedGraphic_12.png

Unión, Nación, Revolución (UNR)

Ubicación: Apodaca, Nuevo León; Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Saltillo, Coahuila

Ideología: neonazi, antisemita

Considerada en gran medida como la nueva cara del neonazismo y el fascismo en México, Unión, Nación, Revolución (UNR) está activa tanto en las redes sociales como en las calles de al menos cinco ciudades de México y existe desde al menos 2021. La UNR manifestó que su ideología se inspira en el escritor fascista mexicano José Luis Ontiveros, el peronismo y el fascista español José Antonio Primo de Rivera. El reclutamiento es una gran parte de su misión. En Twitter, la UNR escribió: “Juntos construiremos una alternativa política, social y cultural de militantes revolucionarios nacionales”.  

La UNR organizó su tercer seminario anual de Capacitación y Militancia los días 25 y 26 de mayo de 2024, en Guadalajara, Jalisco, en asociación con la Editorial Heidelberg, una editorial y distribuidora de libros en línea especializada en literatura de extrema derecha y neonazi, que también actúa como promotora de conciertos y colabora con frecuencia con la UNR. El propietario de Heidelberg es José Manuel Oyervides y su librería con sede en Monterrey dice que publica y distribuye libros “difíciles de conseguir” que son escritos por “autores perseguidos, rechazados o prohibidos”. Según El País, su catálogo incluye obras como el Manifiesto por un Renacimiento Europeo, del fundador francés de la Nouvelle Droite, Alain de Benoist, los diarios de Hideki Tōjō, que fue primer ministro japonés durante la Segunda Guerra Mundial, y una recopilación de discursos de Hitler. 

Las iteraciones anteriores del seminario contaron con los oradores fascistas Juan Antonio Llopart y Jordí Garriaga Clavé de España, cuyos libros son distribuidos por Libereria Heidelberg. UNR también se jacta en línea de su afiliación con Blocco Studentesco, un grupo neofascista italiano, como representante de sus alianzas extranjeras. A menudo, UNR distribuye literatura, publica su propia literatura (como una colección de folletos llamados “Mujeres en Acción” que celebran a las mujeres fascistas), cubre las ciudades con calcomanías fascistas, las contraprotestas se llevan a cabo en días festivos como el Día Internacional de los Trabajadores en lugares como Nuevo León, y organiza y patrocina conciertos de música de odio. La UNR ganó la atención de varios medios de comunicación a raíz de un concierto del 14 de enero de 2023 en la Ciudad de México que fue infiltrado por periodistas y ampliamente reportado como representativo de una marea creciente de neonazis en México. Asistieron unas 300 personas y se subieron a YouTube extractos de video del concierto filmados por periodistas encubiertos. 

Una de las bandas que actuó fue Der Stürmer de Grecia. También tocaron en Ciudad Juárez durante su gira por México. Un tercer concierto en Guadalajara, programado para el día antes de su concierto en la Ciudad de México, fue cancelado debido a la indignación pública. Dos bandas mexicanas que adornaron el escenario fueron Tlateotocani de Zacatecas y Wolves Of AhPuch de Chiapas. Este concierto se produjo pocos meses después de que se llevara a cabo un concierto llamado “El Imperio Contraataca” el 29 de octubre de 2022 en la Ciudad de México, lo que también causó una gran protesta pública y llevó a un endurecimiento de las penas por delitos de odio en México. Ese espectáculo contó con cinco bandas, dos de España, Irreductibles y Batallón de Castigo, formadas por fascistas encarcelados en Madrid 1991, y tres de México (SunCity Skins, Last Chance y Royal Aces Convicted). UNR tiene estrechos vínculos con organizadores de conciertos de odio como Desperados División y apareció en los informes de los medios de comunicación que rodean todos estos conciertos como representante de una creciente presencia neonazi mexicana más organizada. Días después del concierto Empire Strikes Back, el 3 de noviembre de 2022, el Senado de México aprobó un proyecto de ley que hace que la difusión de la ideología odiosa, racista, violenta o supremacista, ya un acto criminal, se castigue con hasta tres años de prisión. El grupo fue prohibido en WhatsApp en febrero de 2024 y dos meses después en Instagram.

Nota: La traducción de este informe del inglés al español fue realizada por un traductor externo. Cualquier error o inconsistencia en la traducción al inglés es responsabilidad del traductor. Si tiene alguna pregunta sobre la traducción, escriba a contact@globalextremism.org.

Start Typing
Privacy Preferences

When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in the form of cookies. Here you can change your Privacy preferences. It is worth noting that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we are able to offer.

GPAHE uses cookies to collect information and give you a more personalized experience on our site. You can find more information in our Privacy Policy.
Get GPAHE’s latest updates on hate and extremism threatening our democracy.
Stay Connected With GPAHE
SUBSCRIBE NOW